Avisar de contenido inadecuado

Las setenta semanas de Daniel.

{
}


 

LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL

 

“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y  sellar  la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas” (Dn 9:24-25).

 En esta profecía, las setenta semanas no son semanas de días, y sí semanas de años. Las primeras siete semanas, cada semana siendo siete años, son cuarenta y nueve años. Desde el tiempo del decreto del rey de Persia hasta la reedificación de la ciudad de Jerusalén, hubo un periodo de cuarenta y nueve años. Y el periodo desde la reedificación d Jerusalén hasta el día de la crucifixión de Cristo fue de sesenta y dos semanas”, es decir, cuatrocientos treinta y cuatro años, con semanas de siete años. La crucifixión de Cristo es mencionada en Daniel 9:26, que dice: “Y después de las sesenta semanas se quitará la vida al Mesías”. Así, este es el tiempo decorrido desde el fin d la reedificación de Jerusalén hasta la crucifixión del Mesías. Desde la crucifixión de Cristo, el ejército del Imperio Romano bajo el comando de Tito destruyó Jerusalén.

 Las “siete semanas” y las “sesenta y dos semanas” de Daniel 9:25 ya se cumplieron. De las “setenta semanas” de la profecía de Daniel sobre el pueblo de Israel (v24), hasta el final de ésta, está faltando “una semana”, es decir, siete años. Esta semana sucederá en la consumación de esta era. Hay, por lo tanto un intervalo indeterminado entre el final de las “sesenta y nueve semanas” y la “última semana”, es decir, entre la crucifixión de Cristo y el fin de esta era.

 

LA INTERRUPCION DE LA HISTORIA DE ISRAEL

Desde que nuestro Señor Jesucristo vino a la tierra, debido al rechazo de Israel, la puerta de la salvación se abrió no sólo a todos los que creen entre los judíos, sino también a los gentiles. Después de su muerte y resurrección El produjo la iglesia. Por lo tanto, Israel al rechazar al Mesías, que ya vino, su historia dejó de ser escrita a los ojos de Jehová, hasta ser retomada al final de esta era. En este intervalo es el turno de la iglesia; es ella quien llevará a cabo el propósito eterno del Señor y concluirá esta era. Por eso el Señor dijo: Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mt 24:14). Nosotros somos la iglesia, debemos cumplir nuestra misión de predicar el evangelio del reino por todo el mundo, para testimonio a todas las naciones. A pesar que los últimos cambios en la situación mundial, en la parte económica y geopolítica indican claramente la cercanía del fin de los tiempos, sin embargo todo tendrá que esperar que la iglesia cumpla la incumbencia del Señor. Sólo después así vendrá el fin. Fue con este fin que el Señor Jesús, después de Su resurrección, dijo a sus discípulos: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt 28: 18-20).

 

Si nosotros, como la iglesia del Señor, no estuviésemos concientes de esta responsabilidad, viviendo cada uno según el propio interés, lamentablemente El tendrá que esperar. Pero si diligentemente predicamos el evangelio, enseñamos la verdad y edificamos el Cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguen a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Ef 4:12-13), seremos aquellos que no solamente esperan, sino que apresuran la venida del día de Dios (2 P 3:12).

LA ULTIMA SEMANA

Solamente cuando la iglesia cumpla su parte es que será retomada la historia de Israel. Ella fue interrumpida con la muerte de Cristo y la destrucción  de Jerusalén por Tito, el cual es una prefigura del Anticristo venidero. La duración de esa interrupción es desconocida. Pero será retomada cuando el Anticristo hiciere un pacto con los judíos por “una semana”, es decir, siete años. Daniel 9:27 dice: “Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador”. Esto indica que en este acuerdo el Anticristo dará libertad a los judíos para adorar a Dios. Sin embargo, después de tres años y medio él cambiará de actitud. La quiebra del pacto sucederá cuando Satanás, el gran dragón, la serpiente antigua, sea arrojada a la tierra y sus ángeles con él (Ap 12:9). Y él dará poder y autoridad al Anticristo (Ap 13:1-6). El Anticristo se exaltará así mismo sobre todos los dioses y será adorado como un dios por los habitantes de la tierra (v 8). Así será que él cesará los sacrificios y fiestas del pueblo de Israel, y contaminará el templo. Esto durará exactamente los restantes tres años y medio del pacto, que son los cuarenta y dos meses referidos en Apocalipsis 13:5, y los tres años y medio (un tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo) en Apocalipsis 12:14, como también mil doscientos sesenta días en Apocalipsis 11:3 y 12:6, las cuales abarcan el tiempo de la gran tribulación (Mt 24:21).

 

En Mateo 24:15 dice: “Cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel”. El Anticristo introducirá tanto abominación como ídolos, así desolación como destrucción, demoliendo tanto el templo como la ciudad de Jerusalén. Será de esta manera que el Anticristo tratará con los judíos.

 

 EL ANTICRISTO

El Anticristo, el ángel del abismo, será el rey de las langostas endemoniadas. Su nombre en hebreo es Abadón y en griego Apolión (Ap 9:1-11). Abadón significa destrucción y Apolión, destruidor. Satanás, sabiendo que sólo le quedan tres años y medio, usará al Anticristo para hacer todo lo que sea posible para dañar y destruir a la humanidad. El Anticristo es también el hombre del pecado, el hijo de la perdición (2Tes 2:3-10). Pablo escribió este trecho basado en libro de Daniel, mostrándonos que el misterio de la iniquidad opera. La iniquidad, la ilicitud, tienden a aumentar en este mundo hasta el aparecimiento del inicuo. El Señor Jesús lo matará con el espíritu de Su boca, y lo destruirá con el resplandor de Su venida (2Tes 2:7-8). El Anticristo será destruido por la ira de Dios (Dn 9:27; Ap 16:1; 19:15);

Esta destrucción será ejecutada por Cristo en la guerra de Armagedón (Ap 16:14, 16), y su derrota será total (Ap 19:17-21). Entonces se cumplirá las setenta semanas que el profeta Daniel profetizó a respecto de Israel. Será el fin de esta era, y vendrá la era de reino venidero de mil años.

 Entiendo la profecía de las setenta semanas de Daniel, debemos despertar de nuestro sueño y vivir en temor, para que el plan que está en el corazón de Dios se realice con nuestra participación, que Su iglesia sea enseguida edificada, y su evangelio predicado a todo el mundo; cuando esto suceda, entonces vendrá el fin, amén.

 

 Amén, gloria al Señor por esta palabra, no es mucho lo que podemos decir sobre su intención de Dios con el hombre, yá está todo listo, el escenario internacional, las naciones están en el tablero para actuar, el mundo aún no se da cuenta de lo que se viene, más la santa palabra del Altísimo nuestro Dios, El nos viene a poner en alerta que ya no hay tiempo de andar por nuestros intereses, oooh Señor como me gustaría que todos los que leen esta palabra tengan una reacción en su corazón, amigo y hermano que gusta de la palabra, hay un camino par ser librados de tan horrendo acontecer que se nos viene encima, es comer de la palabra, comer de Cristo, ser llenados del Espíritu Santo para dentro de nosotros a nuestro espíritu, Dios busca adoradores en espíritu, esta es nuestra esperanza de ser  hijos obedientes a nuestro Dios, El va a volver nada lo detiene, pero algo muy interesante pude ver hoy, si la verdad corrimos predicando el evangelio entonces vendrá el fin. Que el Señor nos pille haciendo así, trabajando por sus negocios, por su plan, su eterno plan, amén.

GRACIAS SEÑOR POR SU PALBRA, NECESITAMOS DE TI, VENGA A RENOVAR NUESTRA MENTE, NUESTRO CORAZÓN, OOOH SEÑOR JESÚS TEN MISERICORDIA DE NOSOTROS, SIN TI TODO ES VANO, NOS ENCOMENDAMOS DELANTE DE UD OOOH DIOS, SALVANOS DE NUESTRA QUIETUD, DE NUESTRO TEMOR DE SALIR A PREDICAR TU PALABRA, SEÑOR LA GLORIA ES TUYA, SEÑOR LA ALABANZA ES SUYA, AMEN, PONGA EL SENTIR Y EL QUERER EN NUESTRO CORAZÓN TE SUPLICAMOS OOOOH DIOS, QUE PODAMOS COLABORAR CON SU DESEO AMÉN, AMÉN.

 

INVITAMOS A TODOS LOS HIJOS DE DIOS ESCUCHAR LA PALABRA QUE TANTO NECESITAMOS YA QUE EN ELLA HAY ESPIRITU Y VIDA (JUAN 6:63) EN UNA RADIO ON LINE: www.radio920.com

UNA PALABRA DIFERENTE LLENA DE CONTENIDO Y REALIDAD, LE INVITO QUE PUEDA ESCUCHAR ESTA RADIO  HORA DE CHILE TODOS LOS DOMINGOS DESDE LAS 11:30 DE LA MAÑANA HASTA LAS 13:00 HORAS DEL MEDIO DÍA. NECESITAMOS DE LA PALABRA YA QUE ELLA ES UNA ESPADA DE DOBLE FILO QUE SEPARA EL ALMA DEL ESPIRITU, LA LUZ DE LAS TINIEBLAS, LAS COSAS CELESTIALES DE LAS COSAS TERRENALES, AMÉN.

{
}
{
}

Comentarios Las setenta semanas de Daniel.

Realmente, aun cuando tengan oidos, no oyen, y aun cuando muchos tienen ojos no ven.....el tratamiento espiritual viene desde adentro....de esa disposición única de busacar la salvación a través de Jesús....nunca me imagine estar llevando mensaje de Dios....y hoy dia, estopy segura que es la mejor opción que uno de tomar...y donde uno debe invertir...por que sin el nada somos...nuestra disposición para que el haga en nosotros nuevas criaturas..el dejarnos moldear por el mejor alfarero...Dios Todo Poderoso, en el Nombre de tu hijo Jesus de Nazareth, te doy gracias por haberme permitido llegar a tu camino, señor has en mi segun sea tu voluntat , que sea yo solo un instrumento tuyo, hoy mañana y siempre...permite señor poder llevar palabra tuya...te ruego señor por todas esas personas que tienen ojos y no ven y tienen oidos y no oyen despierte ese sentir en su corazón, que el espirutu Santo envuelva sus vidas y lo lleve a tus pies señor..porque solo tue eres el refugio, la salvación y la vida. quien cree en ti no morira para siempre...

Amen y Amen.

Nilda Nilda 06/04/2009 a las 04:01

El anticristo segun Lutero, Jonata Edward, Centoalvino, John Knox, Y decenas de refomandores del pasado es el sistema papal. No es un judo infiel que va a renar en Jerusalen  3 1/2 anos eso es invento de Roma.

vincent vincent 23/03/2010 a las 01:41

El Anticristo es la mente natural que se opone a la mente de cristo...Dios nos habla dentro, porque todo lo que está en la mente del hombre se refleja afuera..Feliz día el día de Cristo..Bendecidos con toda bendición ;-)

isabel cordones isabel cordones 20/04/2012 a las 22:36

Deja tu comentario Las setenta semanas de Daniel.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre